· 

Estrenamos Blog con una receta muy especial

 

Cuando Pipo y Diana me encargaron el diseño de su web me propuse conseguir transmitir en las fotos lo exquisito que es el producto que elaboran. Pipo y Diana son dos entusiastas de lo que hacen, y contagian su entusiasmo. Y como diseñadora es importante conocer a fondo el producto con el que se trabaja para poder trasladar a los clientes la información más ajustada a la realidad.

 

Cada día suelo bajar a mis perros a dar un paseo por el Parque natural de Las Dunas de Liencres, hace unos días andaba dando vueltas a como inaugurar la sección de recetas con alguna que no fuese complicada y sí exquisita, y decidí empezar con alguna preparación de foie fresco, (además del diseño, la cocina es una de mis pasiones). 

 

A veces la inspiración llega de forma inesperada y volviendo del paseo por la playa me sale al encuentro en el parking un hombre mayor, persona curtida por la vida con profundas arrugas y unos 115 años (a lo mejor exagero un poco). Lo cierto es que el hombre me conmovió con su historia.

 

"Quiere castañas o nueces" me dice mostrándome el maletero de su coche, en el que se veían unos sacos llenos de estas, además de otros con manzanas silvestres. El hombre, seguramente con una pensión mínima o sin recursos, se había dedicado, con su edad, a recolectar por el monte tanto nueces como castañas, habituales en los bosques de Cantabria.

 

Comencé a charlar con él. Me contó que solo baja los días que hace bueno, por que viene desde los valles Pasiegos, y claro, con su edad la carretera..., me explicó que se viene hasta la costa por que en su zona ya no lo puede vender, que le han denunciado los del supermercado, hablamos de como está la vida, como es la gente, del tiempo, de nuestros bosques, setas, olores... y de todas esas cosas que se hablan con gente de una edad en la que la prisa ya no existe, y me conmovió. Le compré con el poco dinero que llevaba encima unas castañas, y me regaló unas manzanas silvestres, feas de aspecto, no las que uno encuentra hoy en día en el supermercado.

 

De regreso a casa decidí utilizar estos productos en nuestra primera receta para el blog, y dedicarla al "muso" del parking de Liencres. Si le veis, comprarle algo de lo que lleve. No me enrollo más, os dejo mi receta:


Solomillo de Vaca, patatas parmentier con boletus, puré de castañas, confitura de cebolla caramelizada al Pedro Ximenez, frutos rojos y fondo de calabaza y manzana silvestre.


Sí, ya sé que os dije una receta sencilla, aunque no lo parezca, lo es.

 

Ingredientes:

1 medallón de Solomillo de vaca (ternera, cerdo...) por persona

1 escalopa de foie fresco (de la Boutique del Foie, por supuesto) por persona

 

Castañas y leche para el puré (se puede añadir sal o dejar dulce, yo eché sal)

 

Confitura de cebolla caramelizada al Pedro Ximenez (comprada, se puede sustituir por cualquiera de las mermeladas de cebolla que se encuentran hoy en día en cualquier supermercado o pochar cebolla, caramelizar con un poco de azúcar y vinagre y un toque de vino seco tipo Pedro Ximenez, Jerez, Oporto...)

 

Mermelada de frutos rojos, también fácil de encontrar en cualquier tienda. Yo uso una "Rapsodia de frutos rojos", sin azúcar añadida.

 

1/2 kg Patatas

2 o 3 Dientes de Ajo

125 ml Nata

15 Grs. de Boletus desecados (o cualquier hongo con sabor a bosque, trufa rallada...)

Mantequilla para los moldes

 

Puré de calabaza y manzana silvestre (estas manzanas son ligeramente ácidas, se puede sustituir por cualquier variedad con esta característica).

Manos a la obra

Lo primero que hice fue una crema de Calabaza y manzana, (receta de Mikel López Iturriaga, El Comidista). El único secreto es rehogar bien la calabaza para que caramelice antes de añadir caldo o agua con la que hacer el puré.

Ver receta de La crema de calabaza perfecta

 

Con ella tendréis un buen primer plato, reservar una pequeña cantidad para crear un sabroso fondo al plato de foie.

 

Patatas parmentier con boletus

Poner a remojar los boletus secos en agua tibia, mientras cortamos las patatas en lascas un poco gruesas (ni tan pequeñas como para tortilla ni tan grandes como para patatas bravas).

 

Se ponen a cocer con leche, un par de dientes de ajo picados y una pizca de sal. Se puede añadir nuez moscada, pimienta y tomillo (opcional). Cocemos las patatas 20 mn o poco más, dependiendo del grosor, con cuidado de que no se peguen.

 

Hervir durante 10mn los boletus en el mismo agua de remojo.

Retirar los boletus y reducir el agua de cocción. Reservar.

 

Puré de castañas

Dar un pequeño corte a cada castaña, asar al horno unos 15mn, pelar y cocer cubriéndolas de leche. Pasar por la batidora, añadir leche si el puré está muy espeso, hasta conseguir la textura deseada.

 

Se puede hacer también hirviendo las castañas con agua 15mn en lugar de al horno, a mi me gusta el sabor que aporta el asarlas.

 

 


Saltear los boletus en una sartén con un poco de aceite 2 o 3 mn.

Precalentar el horno a 175º. Mezclar las patatas con la nata, la reducción del agua de cocer los boletus y estos cortados en trocitos. Colocar la mezcla en moldes individuales o en una fuente de horno y hornear 30 mn, o hasta que la superficie se vea bien gratinada.

Montar el plato

Por último solo nos queda montar el plato. Empezamos con dos generosas pinceladas de la crema de calabaza y manzana, Aporta un toque ácido al plato, y se mezcla con los jugos de la carne, creando la salsa perfecta. Si la crema de calabaza está muy líquida, te recomiendo reducirla en sartén antes de utilizarla de fondo.

 

Freímos en la plancha el solomillo y al tiempo, ponemos al fuego una sartén fría sin aceite en la que vamos dorando las escalopas hasta que cojan un bonito tono dorado por cada cara. Colocamos en el plato el solomillo con la escalopa encima. 

 

Colocar el pastel de patata parmentier, una pequeña porción de puré de castañas en kernel y una pequeña cantidad de las confituras de cebolla y frutos rojos.

 

 ¡A disfrutar!, os aseguro que la combinación de sabores es sublime.

 

Si tú también eres un cocinillas no dudes en enviarnos tus recetas, si nos las envías con fotos, las publicaremos en nuestro blog contigo como chef, si solo mandas texto, la llevaremos a cabo para compartirla con fotos, siempre respetando la autoría de la receta original.

Esta receta se puede simplificar sin perder en absoluto el gusto.

El secreto es el equilibrio de sabores : 

 

Salado de la carne y el foie

Dulce, añadiendo alguna confitura

Un pequeño punto ácido, aquí añadido con la manzana del fondo del plato, pero se puede sustituir con un pequeñísimo toque de vinagre de módena sobre el foie.

El puré de castañas es fácil de encontrar ya hecho en muchas secciones gourmet de tiendas, o en grandes superficies, las patatas parmentier son exquisitas, pero si no tienes tiempo, sustituye por cualquier acompañamiento de patata (fritas, puré...) y añade los boletus salteados, o trufa rallada, para dar el toque de sabor a bosque y madera.